“apego, sГіlo tГє puedes ayudarme”: de este modo actГєa un “estafador del apego” en la red

“apego, sГіlo tГє puedes ayudarme”: de este modo actГєa un “estafador del apego” en la red

La fГ©mina de Mieres narra su practica con un timador que fingiГі quedar enamorado de pedirle dinero: “Juegan con el corazГіn, serГ­В­a lo mГЎs sucio”

InformaciГіn guardada en tu lateral

“aprecio, sГіlo tГє puedes ayudarme”: asГ­ actГєa un “estafador del amor” en la red

“apego, la perduraciГіn es sГіlo un nГєmero”. “ConfГ­o en ti asГ­В­ como darГ­a toda mi vida por ti, sГіlo tГє puedes ayudarme”. “Estoy convencido de que conocerte serГ­В­a un plan sobre Dios para mi, al completo ocurre por una razГіn”. Palabras dulces, con un propГіsito amargo.

La mierense, que prefiere conservar su anonimato, ha compartido con LA RECIEN ESTRENADA ESPAГ‘A su habilidad con un “estafador del amor”. Es el sobrenombre sobre las que buscan pareja en la red de prometerles apego eterno asГ­В­ como pedirles dinero, casi invariablemente con una biografГ­a rocambolesca de por vГ­В­a. En el caso sobre esta mierense, su “amante” le contГі que tenГ­a un asentado inconveniente en aguas internacionales. Ella nunca le creyГі, desplazГЎndolo hacia el pelo rompiГі la relaciГіn. Permite sГіlo unas semanas se hizo pГєblica la detenciГіn de un varГіn senegalГ©s que timГі, a travГ©s de este sistema, an otra vecina del concejo. “Juegan con el corazГіn, serГ­В­a lo mГЎs desaseado que existe”.

ВїPor quГ© nunca intentarlo? La protagonista de esta historia, detrГЎs de casi cuarenta aГ±os de vida sobre matrimonio, perdiГі a su marido de manera sГєbita hace bien un tiempo. “Mis amigas me ayudaron mucho y no ha transpirado me animaron a descubrir muchedumbre nueva”, explica. La noche, dice, nunca le agrada abundante. Mismamente que decidiГі examinar fortuna en la red: “DudГ© demasiado, sin embargo para terminar me abrГ­ una cuenta sobre ‘Tinder’ y en otras pГ­ВЎginas sociales”.

En “Tinder” -red social dedicada, principalmente, a las relaciones sobre afinidad e informales-, conociГі a un hombre que parecГ­a atractiva.

BravucГіn en la foto, decГ­a tener 55 aГ±os de vida asГ­В­ como llamarse Paul. Comenzaron a hablar en inglГ©s, con conversaciones “totalmente corrientes” en el chat de la empleo. Luego se intercambiaron las direcciones sobre correo electrГіnico e iniciaron la correspondencia casi diaria, a lo largo de al completo el mes de septiembre, a la que ha tenido comunicaciГіn este frecuente.

“Hola mi amor”. En el tercer correo, Paul Ahora tenГ­a un tono sobre lo mГЎs amoroso. CompartГ­a con su “amiga” mierense las preocupaciones. Le dijo que trabajaba en un barco, sobre “segundo de abordo”, y que estaba bastante ocupado. “He estado pensando demasiado en ti desde nuestra Гєltima conversaciГіn”, afirmaba. Tanto hablar, tanto acercarse en las palabras, extraГ±Гі a la fГ©mina: “Yo sГіlo habГ­a vivido, ciertamente, un compromiso. Y por lo tanto las cosas iban excesivamente escaso a poco”, asegura.

Todo extremadamente veloz. DesplazГЎndolo hacia el pelo demasiado ideal, demasiado vistoso de ser verdad. A principios sobre octubre, anunciГі que estarГ­a en la trayectoria en barco las subsiguientes semanas. Diversos viajes, individuo sobre ellos de Grecia a Bulgaria. SГіlo unos dГ­as despuГ©s, la mujer recibiГі el primer e-mail suplicante: “Tenemos un problema grave y no ha transpirado necesito tu ayuda, confГ­o en ti totalmente”, le dijo. Un problema del que dio pocos pormenores y que, igual y no ha transpirado igual que debido a esperaba la novia, se solucionaba con dinero. Fue por lo tanto cuando la mierense respondiГі con frialdad asГ­В­ como dГЎndole a ver que nunca obtendrГ­a nada.

A aquel e-mail frГ­o, Paul respondiГі con vehemencia: “He intentado sobre variados formas hallar la soluciГіn, creeme que no ha sido fГЎcil Con El Fin De mГ­ pedirte nada. Por favor necesito que me prestes la cifra que te requiero (mГЎs sobre 3.000 euros), he estado hablando con agentes de protecciГ­Віn en esta isla y me proporcionan 48 horas de conseguirlo”, le informa. Y continГєa: “Por favor (sustantivo sobre la fГ©mina), estoy al borde de un precipicio. Te lo devolverГ© la prГіxima semana asГ­В­ como antes de el viernes. Por favor, piensa en ayudarme (?). Todo mi amor, Paul”.

Insistencia

Ella nunca cayГі en la fraude desplazГЎndolo hacia el pelo le respondiГі con cierta sorna. Le dijo que no tenГ­a ahorros y no ha transpirado que sentГ­a abundante no poder ayudarle. DesplazГЎndolo hacia el pelo le ofrece igual que medida que Г©l le lleve a cabo la transferencia: “Indudablemente que posees dinero en muchas pieza, si tГє nunca puedes retribuir sin intermediarios, puedes hacГ©rmelo llegar y yo lo enviarГ© a la direcciГіn que me digas. Lo siento mucho amor, te deseo lo mismo. (Firma con su sustantivo)”.

Lejos de darse por vencido, el novio siguiГі insistiendo en otros cinco correos. La novia, “harta bien de la situaciГіn”, le despide con un “ojalГЎ ardas en el infierno”. Asegura que nunca sintiГі rabia por ella, sino “por las demasiadas mujeres a las que con total seguridad lo ha hecho, y por las que pudieron caer en su trampa”.

Se encuentran en la totalidad de partes. Esta mierense asegura que nunca ha sido su Гєnico “encontronazo” con un “estafador del apego” en redes sociales. “Los Tenemos en ‘Tinder’, en ‘Instagram’, en ‘Twitter'”, asegura la novia. DesplazГЎndolo hacia el pelo, desde su punto sobre mirada, poseen un meta Naturalmente: “Buscan mujeres que se sientan solas, que acaben de destrozar la relaciГіn o que estГ©n viudas”. No acudiГі a la PolicГ­a De ningГєn modo, porque “nunca dejГ© que me quitaran nada”. Aunque cree que su delito serГ­В­a mГЎs delicado que la estafa al manejo: “nunca sГіlo juegan con el dinero, juegan a destrozar tu emociГіn”, concluye.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

Main Menu